VIRUS DEL NILO OCCIDENTAL

El Virus del Nilo Occidental es un virus transmitido por mosquitos que puede afectar a caballos, aves y a humanos, generalmente no es una enfermedad grave, pero en algunas personas puede causar grandes complicaciones.

¿Cómo se transmite el virus del Nilo Occidental?

  1. Mosquitos infectados: Generalmente, se transmite por la picadura de un mosquito infectado. Los mosquitos se contagian cuando se alimentan de aves infectados. Los mosquitos infectados transmiten luego el virus del Nilo Occidental cuando pican a los seres humanos y a otros animales.
  1. Transfusiones, trasplantes y transmisión materno-infantil: En muy contados casos, también se ha transmitido por medio de transfusiones de sangre, trasplantes de órganos, lactancia materna y hasta durante el embarazo de madre a hijo.

Prevenir el virus del Nilo Occidental

La mejor manera de evitarlo es prevenir las picaduras de mosquitos:

  • Usa repelente contra insectos.
  • Deshazte de los lugares donde los mosquitos ponen huevos vaciando el agua que permanece estancada en floreros, baldes o barriles.
  • Permanece en ambientes cerrados entre el atardecer y el amanecer, cuando los mosquitos están más activos.
  • Usa mosquiteras en las ventanas para que los insectos no entren en las habitaciones.

¿Cuáles son los síntomas?

Aproximadamente 80 de cada 100 personas que tienen el virus no presentan síntomas.  Cuando los síntomas aparecen, comienzan dentro de 2 a 15 días después de la picadura del mosquito. Los síntomas leves pueden incluir:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Sentirse muy cansado y con menos hambre de lo habitual.
  • Dolores corporales.
  • Un sarpullido, generalmente en el pecho.
  • Ganglios linfáticos

El virus del Nilo Occidental causa una enfermedad grave en alrededor de 1 de cada 150 personas que se infectan.  Los síntomas de estas enfermedades pueden incluir:

  • Dolor de cabeza intenso.
  • Fiebre alta.
  • inflamación del cerebro (encefalitis).
  • Inflamación de la médula espinal (mielitis).
  • Rigidez de cuello.
  • Confusión o atención reducida a las cosas que lo rodean.
  • Temblores o convulsiones.
  • Debilidad muscular o parálisis.
  • Estado de coma.

Personas más vulnerables al virus del Nilo Occidental

Los factores de riesgo para contraer un tipo más grave de la enfermedad incluyen los siguientes:

  • Afecciones que debiliten el sistema inmunitario, tales como VIH/SIDA, trasplante de órganos y quimioterapia
  • Edad avanzada o muy temprana.
  • Embarazadas.