TRASPLANTE DE MEDULA ÓSEA Y DONANTES

El trasplante de medula ósea será necesario en personas que sufren trastornos de las células que se encuentran en ella, estas células se empiezan a dividir y crecer de manera descontrolada, generando enfermedades graves como la leucemia, linfoma o mieloma. Estas enfermedades pueden ser tratadas con un trasplante de médula ósea sana.

Puedes hacerte donante de medula ósea contactando con el centro de referencia más cercano a tu localidad de residencia.

Para cualquier consulta sobre el Plan Nacional de Donación de Médula Ósea llama al teléfono de información 900 102 688.

¿Cuál es la función de la medula ósea?

La medula ósea es un tejido suave y esponjoso que se encuentra en el centro de la mayoría de los huesos. Produce los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas.

¿Quién puede ser donante de medula?

Puede ser donante de médula ósea toda persona sana desde los 18 años y hasta los 60 años, siempre que no padezca ninguna enfermedad susceptible de ser trasmitida al receptor y que tampoco padezca ninguna enfermedad que pueda poner en peligro su vida por el hecho de la donación.

¿Cómo extraen la medula ósea?

La donación de medula ósea se realiza extrayendo, con una jeringuilla, una pequeña cantidad de sangre medular de la parte posterior del hueso de la cadera. Hasta extracción se realiza bajo anestesia general o epidural, en el hospital especializado más cercano al domicilio del donante.

¿Qué efectos secundarios puede tener el donante de medula? 

El único efecto secundario de la donación de médula ósea mediante punción es el posible dolor de la zona donde se ha realizado la punción, este normalmente desaparece en menos de 48h y se controla con analgésicos comunes. Como la punción se efectúa en el quirófano y bajo anestesia general, tiene el mismo riesgo que cualquier operación que implique una anestesia general de corta duración.