SÍNDROME DEL NIÑO SACUDIDO

El síndrome del niño sacudido es un conjunto de lesiones cerebrales que se producen en el bebé al sacudirlos o zarandearlos.

Esto es debido a que la cabeza de los bebés es grande en proporción al resto de su cuerpo y en relación con niños de más edad.

Por otra parte, los músculos del cuello todavía son débiles, los bebés no logran un control total de su cabeza  hasta el primer año de vida. El maltrato, el zarandeo y otras actividades como alzar al bebé en forma brusca por encima de la cabeza, darle volteretas en el aire o colocarlo en saltadores pueden provocar este síndrome.

¿Qué produce el síndrome del niño sacudido?

Aproximadamente el 80% de bebés sacudidos pueden tener lesiones serias y discapacidades a largo plazo que incluyen:

  • Daño cerebral.
  • Ceguera.
  • Sordera o pérdida auditiva.
  • Lesión de la médula espinal o parálisis.
  • Parálisis cerebral.
  • Convulsiones.
  • Trastorno motor severo.
  • Retraso mental.
  • Incapacidades del habla o del aprendizaje.

Causas del síndrome del niño sacudido

Generalmente,ocurren en momentos de desesperación ante la imposibilidad de calmar al bebé, no suele ser premeditado.

Son factores de riesgo:

  • La juventud de los padres.
  • El aislamiento social y familiar.
  • En embarazos no deseados.
  • Padecer depresión y estrés.
  • Tener niños irritables o con problemas de neurodesarrollo.

Llame inmediatamente al 112 si un bebé:

  • Tiene problemas para respirar.
  • Está inconsciente.
  • Tiene convulsiones.
  • Está en peligro inmediato de maltrato.