REGRESIÓN DEL SUEÑO EN BEBÉS

La regresión del sueño en bebés se produce cuando el cerebro del bebé está comenzando a madurar y empieza a tener las fases del sueño de un adulto, el bebé pasara más tiempo en sueño profundo. No debería llamarse regresión, ya que es más como una progresión en términos de desarrollo, pero altera los patrones de sueño del bebé.

¿Cuándo ocurren las regresiones de sueño?

Los niños pueden experimentar esto a partir de los 3 o 4 meses, después entre los 8 y 10 meses, a los 12 meses, a los 18 meses y a los 2 años. No obstante, las regresiones de sueño más comunes ocurren a las 6 semanas, 4 meses y 6 meses.

Se dice que cada uno de estos episodios puede tener una duración de entre 2 y 6 semanas, y suelen presentarse cuando los niños están aprendiendo a sentarse, gatear, caminar o ir al baño.

La buena noticia es que la mayoría de los niños no pasan por todas estas regresiones de sueño. Esto se debe a que para cada bebé algunos hitos de desarrollo son más complejos que otros.

Síntomas de la regresión del sueño en bebes

  • La duración de sus siestas es más corta.
  • Aumento del llanto y la irritabilidad.
  • El bebé puede comer mas o menos de lo habitual.
  • Aumento de los despertares nocturnos.

Consejos para la regresión del sueño

Es buena idea esperar unas semanas para ver si el sueño mejora por sí solo, si no es así, entonces habrá que tener en cuenta algunos consejos, como, por ejemplo:

  • Evitar la sobreestimulación del bebé.
  • Sigue una rutina de sueño tanto durante el día como por la noche.
  • La habitación del bebé deberá tener una buena temperatura y oscura.
  • Puedes utilizar ruido blanco como un ventilador, secador… o música para ayuda a que se vuelva a dormir entre los ciclos del sueño.
  • Asegúrate de que tiene sus necesidades básicas cubiertas, está bien alimentado, no tiene el pañal sucio, que no tenga ni calor ni frío…