LOS QUISTES SEBÁCEOS

Los quistes sebáceos son unos bultos que se forman bajo la piel, estas compuestos por una sustancia llamada sebo, tienen forma redondeada, miden pocos centímetros y pueden surgir en cualquier parte del cuerpo.

Diferencia entre quistes sebáceos y lipoma

El lipoma es un tipo de quiste de origen desconocido, se presenta como una bolita por debajo de la piel, y está compuesta de células de grasa llamadas células adiposas.

El quiste sebáceo se diferencia del lipoma en que no se compone de células adiposas sino de una sustancia a la que llamamos sebo.

Complicaciones en los quistes sebáceos

Si esta protuberancia o bulto resulta infectado o inflamado, pueden aparecer estas complicaciones:

  • Enrojecimiento de la piel.
  • Piel sensible o adolorida.
  • Piel caliente en la zona afectada.
  • Material blanco grisáceo, tipo queso y maloliente que sale del quiste.

Tratamiento del quiste sebáceo

El quiste que no molesta o que está en una zona de la piel que no se ve no hay por qué quitarlo. Pero hay veces que aparece el dolor o simplemente está en un lugar estéticamente feo y la persona lo quiere eliminar.

Hay un tipo de tratamiento que elimina el quiste, pero es temporal y terminará por volver a aparecer, el tratamiento definitivo del quiste sebáceo es quirúrgico. La única manera de eliminar un quiste sebáceo es realizando una cirugía menor con anestesia local, que no requiere de hospitalización. La forma de extirparlo es sencilla y no dura más de 30 minutos: el médico realiza una incisión, retira el quiste y sutura. Pasados unos 5 o 7 días se retiran los puntos.