LENGUA GEOGRÁFICA

La lengua geográfica es un trastorno inflamatorio, pero inofensivo, que afecta la superficie de la lengua. Se caracteriza por parches irregulares en la superficie de la lengua que dan una apariencia similar a un mapa.

Causas de la lengua geográfica

No existe una causa clara que ocasione la incidencia de la lengua geográfica,

entre los factores que influyen en su origen, podemos destacar:

  • Carencias vitamínicas, especialmente asociada a la falta de vitamina B12 o zinc.
  • Etapas con elevados niveles de estrés o ansiedad.
  • Predisposición genética a sufrir dicha enfermedad, pues es más frecuente padecerla si hay antecedentes familiares afectados por la misma.
  • Fuertes cambios hormonales, como son los que sufren las mujeres durante la ovulación o el embarazo.
  • La ingesta de determinados alimentos muy calientes o picantes. De hecho, su consumo durante el periodo inflamatorio empeora el diagnóstico y alarga el proceso de curación.
  • El consumo de alcohol o el hábito del tabaquismo.
  • La lengua geográfica parece tener una mayor incidencia en personas que sufren problemas respiratorios o procesos alérgicos.

Síntomas lengua geográfica

Por lo general, es un trastorno completamente indoloro, aunque el paciente puede sentir pequeñas molestias provocadas por úlceras de tamaño ligero.

Otros síntomas producidos por la lengua geográfica serían:

  • Aparición de manchas rojas y blancas en la lengua.
  • Los parches o manchas tienden a moverse con los días.
  • Un dolor ligero en la zona afectada.
  • Sensibilidad bucal.
  • Hinchazón.
  • Problemas para tragar y masticar.

¿Tiene tratamiento la lengua geográfica?

Aunque no existe un tratamiento específico para esta alteración, debido a su frecuencia y a las molestias que origina (leves pero persistentes), pueden realizarse una serie de medidas que ayudarán a que la persona se encuentre mejor:

  • Eliminar factores irritantes (alcohol, tabaco, alimentos picantes, calientes, cítricos).
  • Mantener una adecuada higiene oral, cepillado de dientes y lengua.
  • Uso de colutorios con ácido hialurónico que ayudan a regenerar las papilas de forma más rápida.
  • Solucionar la causa que la produzca en el caso de que haya podido ser averiguada (suplementos de vitaminas, alergia, celiaquía, reflujo gastroesofágico, etc.).