LAS VERRUGAS PLANTARES

Las verrugas plantares son una tumefacción benigna dérmica de origen vírico, en concreto del tipo Papiloma Humano (VPH) y como su nombre indica, se localizan en la planta de los pies. Es posible la presencia de dolor en función de su localización y tamaño.

Factores de riesgo

Afectan mayormente a niños, adolescentes, así como cualquier paciente con el sistema inmunológico débil. Acceden fácilmente al individuo por medio de pequeñas lesiones a nivel dérmico como pueden ser cortes o grietas.

Transmisión de las verrugas plantares

Las cepas de VPH que causan verrugas plantares no son muy contagiosas. Por lo tanto, el virus no se transmite fácilmente por contacto directo de una persona a otra. Aunque prolifera en ambientes húmedos y cálidos. En consecuencia, puedes contraer el virus caminando descalzo alrededor de una piscina o en los vestuarios.

Prevención de las verrugas plantares

Si ya tienes verrugas o estás en un tratamiento para eliminarlas, sigue estas recomendaciones:

  1. Evita tocar tus propias verrugas y lávate las manos si lo haces.
  2. Mantén los pies limpios y secos.
  3. Utiliza un cortaúñas distinto en tu pie sano al que utilizas en el pie afectado (o en las manos).
  4. No intentes rascarte o quitarte la verruga por tu propia cuenta.

Eliminar verrugas plantares

Muchas de ellas se suelen curar por sí solas en uno o dos años, pero otras muchas necesitan la intervención de los profesionales.

De estas que no desaparecen por si solas, alrededor del 90% de las verrugas plantares se eliminan con varias sesiones de crioterapia (nitrógeno líquido), pero otro 10% necesitan la aplicación de otras técnicas, en los casos más resistentes se recurre a la cirugía para extirpar la verruga del papiloma.