LAS CONTRACTURAS MUSCULARES

Las contracturas musculares se producen cuando hay una contracción de carácter involuntario del músculo durante un tiempo prolongado, puede afectar a uno o varios grupos musculares de forma simultánea.

¿En qué zonas aparecen las contracturas?

El cuello, los hombros y la zona alta de la espalda son los puntos donde suelen formarse habitualmente, sobre todo por la elevación casi constante e inconsciente a la que sometemos a nuestros hombros. Aun que, realmente, pueden afectar a cualquier parte del cuerpo.

Tipos de contracturas musculares

Las contracturas musculares pueden distinguirse según cuándo se originen:

  1. Durante el esfuerzo

Mientras realizamos ejercicio físico, si el esfuerzo es excesivo, por dureza o por falta de entrenamiento, el organismo no depura los metabolitos en el torrente sanguíneo y se produce dolor e inflamación.

  1. Posterior al esfuerzo

El músculo es incapaz de volver al estado de reposo. A veces ocurre que, después del ejercicio intenso, si el músculo ha sido sometido a gran trabajo, no es capaz de volver al estado de relajación.

  1. Residuales 

Cuando hay una lesión grave, la musculatura que la rodea tiende a contraerse como protección. Esto que hace que, aunque esté curada la lesión principal, los músculos de alrededor queden contracturas.

Consejos para prevenir las contracturas musculares

Para evitar la aparición de contracturas musculares lo mejor es la prevención:

  • Realizar un calentamiento o entrada en calor adecuado para preparar al músculo antes de un esfuerzo, actividad física, entrenamiento o práctica deportiva.
  • Ir aumentando progresivamente la intensidad y cargas en diversos ejercicios.
  • Evitar movimientos repetidos y estados de fatiga muscular.
  • Hacer estiramientos antes, durante y después de las actividades laborales o deportivas para mejorar la flexibilidad muscular y facilitar la recuperación del músculo tras la actividad.
  • Evitar posturas incorrectas mantenidas en el tiempo. Acostumbra a cambiar de posturas y hacer estiramientos ligeros a lo largo de la jornada laboral.