LA BLEFARITIS

La blefaritis es una inflamación de los parpados que sucede cuando se acumulan en ellos partículas de grasa o bacterias que cubren todo el borde del párpado, por la zona de las pestañas. La blefaritis es una de las enfermedades oculares más comunes entre la población.

Síntomas de la blefaritis

Según la gravedad de la blefaritis, es posible que se presenten algunos o todos estos síntomas, que pueden ser intermitentes o constantes. Los síntomas más comunes son:

  • Ardor y escozor en los ojos.
  • Aparición de costras o caspa en la base de las pestañas.
  • Ojos irritados y llorosos.
  • Picazón en los párpados.
  • Sensación de arenilla o de tener un cuerpo extraño.

Causas

Las causas más habituales son:

  • Obstrucción o mal funcionamiento de las glándulas situadas en el borde del párpado.
  • Exceso de grasa en el margen palpebral, lo que crea un ambiente favorable para la proliferación de bacteria.
  • Dermatitis seborreica, que produce caspa en el cuero cabelludo, las cejas o incluso las pestañas.
  • Otros trastornos de la piel, como rosácea o psoriasis.
  • Menos habitual, por parásitos.

Hábitos que empeoran la blefaritis

  1. No acudir al oftalmólogo aun cuando se presenten síntomas como picor o quemazón restándole importancia a los mismos.
  2. Tratar uno mismo los síntomas por consejo de otras personas, comprar gotas, colirios o ponerse tisanas con algodones en los ojos como manzanilla, sin tener un diagnóstico.
  3. Mantener hábitos insanos como fumar, no hidratarse adecuadamente, beber en exceso o no proteger los ojos del sol excesivo.
  4. No acudir a revisiones oftalmológicas con regularidad para evitar pasar por alto problemas de salud ocular que se minimizan o se desconocen.
  5. Pasar demasiadas horas delante de pantallas de ordenador o móviles si los suficientes descansos.
  6. Tener siempre puestas las lentillas, no quitarlas durante horas o dejarlas cuando se duerme es un mal hábito de salud ocular que puede empeorar la blefaritis.
  7. Restregarse los ojos cuando pican, incluso rascarse produciendo empeoramiento de la blefaritis.
  8. Estar continuamente en ambientes con humos que irritan los ojos.
  9. Usar máscara de pestañas caducada o en mal estado, así como lápiz de ojo. Si hay infección, mejor dejar de usarlos mientras esta está presente porque se reinfectará de manera repetida por su uso.
  10. Dormir sin desmaquillar los ojos dejando que se acumule más suciedad en la zona ocular durante toda la noche.
  11. Rizar las pestañas con máscara puesta. Si hay infección, seguir rizándoles en lugar de esperar a curarse.
  12. Secar el cabello con el secador encima de la cara calentando demasiado las pestañas.
  13. Usar extensiones de pestañas de manera demasiado habitual. Esto puede empeorar la cura de la blefaritis o impedirla, incluso puede hacer que se caigan las pestañas.