HÁBITOS PARA TENER MÁS ENERGÍA

Con nuestro ritmo de vida, es común sentir sensación de cansancio, por eso, hoy daremos algunos consejos para tener buenos hábitos para tener más energía. Los motivos por los que puedes sentir cansancio o falta de energía pueden ser muy diversos, pero sin duda los malos hábitos y la falta de buenos, pueden tener mucho que ver.

Si ya descartaste cualquier problema médico con tu doctor, puedes intentar pequeños cambios en tu vida diaria para impulsar tus niveles de energía.

Hábitos para tener más energía

  1. Levántate todos los días a la misma hora. Esto establece tu reloj biológico. El truco está en ir a la cama a la misma hora todos los días, para dormir lo suficiente y tener más energía.
  2. Come alimentos que te den energía. Hay alimentos que proporcionan energía de forma natural, incluye estos elementos en tu alimentación y no te faltará energía.
  3. Ingiere suficientes vitaminas B. Las vitaminas B abarcan una variedad de funciones corporales, pero la mayoría de las vitaminas B están involucradas en el proceso de conversión del azúcar en la sangre en energía utilizable. Para asegurarte de que obtienes la cantidad adecuada de vitaminas del grupo B, sigue una dieta equilibrada.
  4. No estés mucho tiempo sentado. Ponte de pie, estira los brazos, la espalda, las piernas y el cuello. Haz una respiración profunda por la nariz, manténla, y déjala escapar lentamente y con fuerza. Repite varias veces. Esto te llevará sólo 30 segundos y será una solución inmediata.  Cuando te encuentres bajo de energía, este ejercicio te ayudará a tener la sensación de frescura necesaria para seguir con el trabajo que estés realizando.
  5. Bebe mucha agua. La deshidratación es una de las causas de la fatiga.
  6. Toma más fibra soluble. La fibra soluble es aquella que ralentiza la tasa de absorción de los azúcares y equilibra tus niveles de energía al evitar el azúcar alto.
  7. Cuidado con la cafeína. Tomar bebidas que tengan cafeína o teína te proporciona una inyección de energía, pero hay que tener cuidado porque puede convertirse en una dependencia.
  8. No fumes. Si fumas entonces se reducirá el nivel de oxígeno de tu cuerpo, además la nicotina hace que dormir sea difícil para ti, y en consecuencia tu energía descenderá rápidamente.
  9. Evita el alcohol. El alcohol tiene unos efectos sedantes que eliminarán tu energía para el resto del día. Además, si tomas alcohol por la noche no podrás dormir bien y te sentirás cansado al día siguiente.
  10. Haz ejercicio. Hacer ejercicio te ayuda a dormir mejor y por la mañana podrás levantarte con mayor nivel de energía. Además, el ejercicio actúa como un estimulante natural y también causa una liberación masiva de endorfinas, éstas a su vez te darán un aumento rápido de energía.

Alimentos para tener más energía

Estos son algunos de los alimentos que nos proporcionaran la energía que necesitamos:

  1. Chocolate negro. El chocolate aporta mucha energía y además, ayuda a tener un mejor estado de ánimo. Eso sí, nada de chocolate blanco o con leche, tiene que ser puro.
  2. Muy rica en hierro, magnesio y potasio, es el alimento productor de energía por excelencia.
  3. El ajo contiene una fibra llamada inulina, la cual ayuda a sentirse satisfecho por más tiempo. La inulina también ayuda a absorber el hierro, por lo que juega un papel importante en la prevención de la fatiga.
  4. La avena contiene fósforo, hierro, calcio y lecitina yes un hidrato de carbono complejo, lo que significa que su digestión es más lenta y que proporciona energía durante más tiempo.
  5. Plátano. El potasio desempeña un papel importante en la mayoría de las funciones vitales, y es fundamental para que el cuerpo tenga energía durante el día.
  6. Los huevos son una gran fuente de proteína, tan sólo uno ya provee el 30% de la cuota diaria necesaria. Y las proteínas son las responsables del funcionamiento de la musculatura y las que transportan los nutrientes por la sangre, así que resultan fundamentales para que el cuerpo se reponga tras un esfuerzo.
  7. Frutos secos. Los frutos secos son uno de los alimentos más energéticos que podemos encontrar en la naturaleza. Aportan un alto contenido en ácidos grasos esenciales que nuestro cuerpo no podría obtener por sí mismo, y son una fuente de proteínas que nos dan fuerzas.