CÁNCER DE CUELLO UTERINO

El cáncer de cuello uterino es un tipo de cáncer generalmente producido por una infección por el virus del papiloma humano (VPH), que se transmite durante las relaciones sexuales. Todas las mujeres tienen riesgo de contraerlo. Este cáncer se presenta con más frecuencia en mujeres mayores de 30 años de edad.

Las pruebas de detección y la vacuna contra el VPH pueden ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino. Cuando se detecta en sus etapas iniciales, sus posibilidades de tratamiento son muy altas y está asociado a una larga supervivencia y buena calidad de vida.

Causas del cáncer de cuello uterino

La principal causa para desarrollar cáncer de cuello uterino es la infección persistente por el Virus del Papiloma Humano. Habitualmente esta infección de transmisión sexual es tan común que la mayoría de las personas la contraen en algún momento de su vida, desapareciendo en el 90% de los casos de manera espontánea sin ningún tipo de tratamiento. Sin embargo, cuando el virus y la infección persisten en el tiempo algunas personas portadoras pueden llegar a desarrollar un cáncer.

Síntomas

El cáncer cervical puede no causar síntomas o bien puede incluir síntomas tales como:

  • Sangrado vaginal anormal.
  • Períodos anormales.
  • Dolor pélvico.
  • Sangrado luego del coito.
  • Dolor durante el coito.
  • Flujo vaginal anormal.

Como detectar el cáncer de cuello uterino

El examen de Papanicolaou (también llamado citología vaginal) sirve para detectar cambios anormales en las células de tu cuello uterino. Qué tan a menudo debes hacerte la prueba de Papanicolaou depende de tu edad, tu historia clínica y los resultados de tu último examen de Papanicolaou o del virus del papiloma humano (VPH).

Aunque el examen de Papanicolaou detecta cambios celulares causados por el papiloma no detecta el papiloma humano como tal.