ÁCIDOS PARA CUIDAR LA PIEL

Los ácidos son sustancias químicos o naturales que se usan en cosmética como renovadores celulares y cuidar nuestra piel. Lo bueno de los ácidos es que consiguen penetrar a capas más profundas de la piel y al ser más concentrados su nivel de actuación es mucho mayor. Asimismo, al entrar en contacto con la piel los distintos ácidos lo que consiguen es exfoliarla de forma química o hidratarla, así como ayudando a renovar la producción de colágeno, la principal molécula natural encargada de que la piel se mantenga firme.

¿Cuándo usar ácidos para la piel?

Según el tipo de ácido que elijas tendrás que usarlos por la noche o por la mañana. Por ejemplo, el ácido hialurónico se puede usar de forma indistinta, ya que es una sustancia, presente de forma natural en nuestro organismo, y que no provoca irritaciones.

En el caso de los ácidos glicólico y retinoico, deben aplicarse solo por la noche. Y es importante que por el día, uses protección solar. El ácido ascórbico (más conocido como Vitamina C), en cambio, es mejor aplicarlo por la mañana por su acción antioxidante.

Existen 3 tipos de hidroxiácidos: los AHA, BHA y PHA.

  • AHA: Estos son los alfa hidroxiácidos y entre ellos se encuentran algunos como el ácido láctico, ácido glicólico, mandélico o láctico. Son ácidos muy empleados para fines antiedad ya que aportan mucha luminosidad así como unifican el color de la piel. También son empleados por personas de piel normal para lograr una tez afinada.
  • BHA: Estos son los beta hidroxiácidos. Destaca sobre todo el ácido salicílico, y ello ya te hará imaginar que el fin principal de estos ácidos es el de conseguir deshacerse del acné, puntos negros y son antiinflamatorios y antibacterianos. Son los más recomendados para personas con piel grasa o mixta.
  • PHA: En último lugar, estos son los polihidroxiácidos. Estos son los más modernos ya que hace poco tiempo que se introdujeron en la industria cosmética, son ideales para personas de piel sensible.

Recomendaciones sobre los ácidos

Si estás pensando en introducir los ácidos cosméticos en tu rutina de belleza, te aconsejamos que cuentes con el asesoramiento de un especialista, dermatólogo o farmacéutico, que te ayudará a elegir el mejor producto para tu piel y la dosis adecuada.